El Mundo y sus emociones

Imagen, palabras y las emociones

La magia de las palabras

Lo que pensamos, imaginamos o decimos nos hace cambiar de emoción.

La emoción es ese impulso que nos invita a actuar según exploramos el funcionamiento de nuestro cuerpo y cerebro, así damos distintas respuestas a lo que sentimos.

La palabra y el pensamiento crean una diferente química en nuestro cuerpo.

Cómo te lo explico. Veamos:

Respira profundo y piensa en el día más feliz de tu vida.

Recuérdalo, vívelo, disfrútalo y sobre todo agradece que lo has vivido.

¿Sonreíste?

Pueden ser muchos días y solo quiero que pienses en el primero que vino a tu mente. Tal vez fue el juguete que más deseabas en Año Nuevo y lo abrazaste tan fuerte, o un abrazo de tu padre y un cariñoso beso, cuando más lo necesitabas. O tal vez el beso que te hizo temblar de emoción, no importa a qué edad.

O cuando acompañado viste la puesta de sol más hermosa que hayas visto.

Igual podemos pensar en un día triste, y puedes o no, aceptarlo y agradecerlo porque ya pasó. Quedó atrás, sin embargo, sabemos que podemos vivir emociones de todo tipo y son pasajeras, temporales.

Hay emociones agradables que podemos volverlas a sentir tiempo después de mil formas diferentes, con personas diferentes. Lo importante es disfrutar y aprender de esos momentos.

Cada vez que una persona se niega a aceptar una emoción que surge de manera natural. Y depende de lo que opine en ese momento, se altera el funcionamiento de su cuerpo.

Si pudiéramos no discutir ni clasificar nuestras emociones como buenas o malas sino sentirlas vivirlas estas emociones producirían una reacción adecuada.

Lo que decimos nos produce una emoción, lo que provoca una acción y pueda cambiar nuestra conducta. Por eso dicen que las palabras pueden producir magia en nosotros.

Seguro recuerdas tu primer “Te amo” que te dijeron o el «primer beso» y sentiste esa sensación de calor y emoción en todo tu cuerpo, porque supiste que era cierto y tú también amabas a esa persona.

Eso es porque nuestra memoria funciona así, registra datos de los momentos que nos hicieron sentir muchas emociones a la vez y que fueron importantes para nosotros. Aunque pase mucho tiempo, los seguiremos recordando.

Como cuando me caí (hace más de 20 años) de unas escaleras en frente de algunos amigos (varios se rieron); la pena y el dolor de mi rodilla los recuerdo, sin olvidar a la amiga que se preocupó por mí y me dio consuelo.

Al final,  las frases que traen paz generalmente son acompañadas de palabras como seguridad, gracias, amor, perdón, lo siento.

Y por todo esto hoy en este nuevo día te invito a que crees tu propia afirmación de amor para este Año Nuevo que inicia, con un propósito que te motive, te emocione.

Te deseo todo el amor, la abundancia, y que tus palabras sean magia blanca para los demás, salud y paz.

Gracias.

Cecilia H. Pinto

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba